Larva

LARVA

A inicios del 2020 recibimos una invitación por parte de La Caldera Les Corts, Centro de Creación de Danza y Artes Escénicas en Barcelona, para participar en la celebración de sus 25 años en el mes de mayo, y para la cual proponían el Tiempo como materia de investigación. Nosotras, Itxaso y Anabella, decidimos participar y propusimos, en ese momento, una práctica de vagabundeo que titulamos Tiny Skills. Sin tener mucha idea de hacia dónde iríamos, sabíamos que teníamos ganas de darnos el tiempo para desarrollar pequeñas habilidades juntas. 

Justo unos días después de empezar a trabajar comenzó el tiempo de confinamiento y con el la imposibilidad de encontrarnos físicamente, pero, a pesar de todo, decidimos experimentar la propuesta de manera virtual. 

Nos hemos centrado en la pequeña habilidad de Tomar Notas.  Si bien es algo que solemos hacer, se despertó el interés de profundizar en esta acción; de convertirla en una actividad compartida, de prestar atención a las diferentes maneras que tenemos para hacerla y principalmente de darnos la oportunidad de habitar la potencia de todas esas palabras. Además en nuestro último encuentro antes de confinarnos, encontramos dos cuadernos iguales pero en distinto color que cada una se llevó consigo, asi que nos lo tomamos como una señal y nos lanzamos al placer de anotar en ellos, como un espacio que nos unía, una continuidad a pesar de la distancia de los cuerpos. A lo largo de estos meses, hemos ido compartiéndonos las notas semanalmente a traves de conversaciones de skype, tomándonos un tiempo informal e íntimo para contarnos pequeños descubrimientos por el propio placer de contarnos y conversarnos. Casi a modo de superviviencia, manteniendo vivo el contacto a través de las vibraciones y frecuencias de nuestras voces y nuestras escuchas, que invocaban otras voces y otras escuchas en esas notas compartidas.

Las notas que tomamos son de libros, textos, conferencias, películas y giran principalmente alrededor de las capacidades perceptivas-comunicativas y de los tiempos de lo no-humano, por un interés en común de poder pensar desde ahí el arte y nuestro día a día. Con ellas vamos generando atmósferas, aires, espacio-tiempos donde pasar el rato y alimentamos suelos, hacemos el compost y nos implicamos en un proceso de fermentación. No hay un interes en desarrollar o producir a partir de estas notas, nos gustan en su estado de potencia, pero es cierto que han comenzado a dar señales, indicios y nosotras hemos decidido convertirnos en el medio a través del cual puedan devenir imagen. Por el momento, ha aparecido LARVA, una primera forma, en la que las notas reverberan mas allá de nosotras.